La escalada del posicionamiento seo

La escalada del posicionamiento seo

En ocasiones, la mejor publicidad no es publicidad como tal. El posicionamiento seo se ha convertido, en este sentido, en la mejor aliada de cualquier sitio web, y por extensión de cualquier empresa. Para los que aún no sepan muy bien en qué consiste esta herramienta que nos proporciona internet, podemos definir el posicionamiento web como un proceso a través del que se mejora la visibilidad y popularidad de un sitio web y la posición en los buscadores tradicionales (Yahoo, Bing y, sobre todo, Google). El proceso sirve, sobre todo, como medio para rentabilizar las visitas a nuestra web y convertirlas en las denominadas “visitas de calidad”, esto quiere decir que nuestras visitas sean rentabilizadas en el ámbito relacionado de la empresa y no solo sean visitas pasajeras que llegan por casualidad y tan pronto como han llegado se marchen.

Lo principal y primario para llevar a cabo un posicionamiento web adecuado y rentable es disponer de una página web atractiva y accesible. De nada nos vale tener la página web más bonita del mundo, con unos contenidos interesantísimos y muy ilustrativos, si la legibilidad o la accesibilidad a los mismos son completamente imposibles. Lo mejor –aunque esto es una opinión, y muchos expertos igual opinan exactamente lo contrario– es tener una página web limpia y diáfana, en la que lo principal sea el contenido. Para ello, lo mejor son fondos blancos y no demasiado contenido que distraiga de lo realmente primordial en cada página. La propuesta de valor de nuestra página web tiene que ser clara y diferencial.

Una vez garantizado este paso intermedio por el cual nuestra web se convierte en un espacio interesante y de valor añadido, comienza la estrategia de posicionamiento como tal. Una de las primeras tareas para llevar a cabo un posicionamiento seo correcto es establecer una estrategia adecuada a la empresa. Esto comienza con una elección de las palabras clave que definan nuestro negocio, teniendo en cuenta que ser muy generalistas no va a ofrecer beneficios en este sentido, pues a mayor generalidad, mucha más competencia en buscadores. Por lo tanto, lo ideal es que nuestra estrategia en los motores de búsqueda se defina en torno a palabras o términos más específicos. Por ejemplo, si vendemos ropa al por mayor, lo más correcto será tirar por esa especificidad y no buscar posicionarnos con el término “ropa”, con el que habrá miles o millones de empresas.

En este caso, evidentemente, es necesario conocer y hacer balance de la situación del mercado en nuestro sector. ¿Qué términos utiliza la competencia con mayor frecuencia? ¿Qué palabras se usan menos y por tanto siguen ofreciendo un cierto nicho de entrada? ¿Cuál es la competencia en el sector y en qué lugares se encuentran en referencia a nuestra compañía en los buscadores? Todas estas preguntas son necesarias para determinar dónde vamos a empezar, por dónde vamos a volcar nuestros esfuerzos y en qué sector vamos a intentar introducirnos.

Seo Interno y Externo

Más allá de estas elecciones primarias, también existen los denominados SEO interno y SEO externo. El primero se refiere a todo lo relacionado con la programación y disposición de la página web de cara a los buscadores. Existen tres líneas básicas en este sentido: 1) ser legible por los buscadores a través de los textos y enlaces internos; 2) que nuestra web permita personalizar tanto direcciones url como títulos de página; y 3) que los contenidos de la web sean interesantes y guarden relación con el sector en el que nos estamos introduciendo a través del posicionamiento. Por otro lado, el posicionamiento seo externo se basa en conseguir que otras páginas web enlacen a la nuestra. En este sentido, lo más importante es la labor de comunicación. Cuantas más empresas y medios conozcan de nuestra existencia, mayor nivel de enlace existirá con nosotros. Sin embargo, la estrategia indica que la comunicación indiscriminada a todo tipo de medios es menos efectiva que la selección de medios relacionados con la temática de la empresa, que valorarán mucho más el contenido y el trabajo de la misma por su afinidad.

La estrategia no es demasiado enrevesada, solo hay que saber cuáles son los pasos y seguirlos. Y estar preparados para escalar posiciones.

Deja un comentario