El primer y el último anuncio del año, los más cotizados

La publicidad es una de las partidas presupuestarias más importantes para empresas y organismos. Solamente la Xunta de Galicia invirtió más de 11 millones de euros en ella durante este año 2016 y se dejará otros casi 400.000 más durante la campaña de Navidad, la más cotizada de todas si cabe. Ahora mismo las estrellas de la televisión ya lo tienen todo a punto para la llegada de las retransmisiones en directo del cambio de año. Están preparados los especiales para después con los mejores artistas, las maquilladoras y peluqueras ya han hecho acopio de productos en Pelumarket para dejar los presentadores de las uvas en perfecto estado de revista y, cómo no, las marcas ya han dejado todo atado para estar entre los últimos y los primeros anuncios del año, los puestos más destacados y también los más caros.

Y es que esta noche es especial y todos nos congregamos frente al televisor para seguir el reloj de la Puerta del Sol y tomar las doce uvas como marca la tradición. Nadie deja de vestirse de gala esta noche por mucho frío que haga por las calles de España, donde salimos a celebrar hasta altas horas de la noche o incluso llegamos de mañana después de tomar los churros con un chocolate a la taza que nos haga entrar en calor. Es tan especial que los looks de esta noche se recuerdan por siempre y se eligen con mimo. Famosa es Cristina Pedroche por sus vestidos con más transparencia que tela, así como Ramón García por sus capas.

Pero famosas se hacen o lo son ya las firmas que consiguen tener sus anuncios en el último y el primer puesto del año. Coca-Cola, Estrella Galicia, Lidl, un coche… A esa hora todos estamos viendo la televisión e incluso nos fijamos en ese anuncio con el morbo de saber quién ha podido pagar tanto por pasar su spot por televisión. Cada segundo de anuncio puede rondar o incluso superar los 7.000 euros. Para que luego digan que hay crisis, comentaría más de uno. Aunque como decimos, en este caso merece la pena. Puede ser un desembolso de casi medio millón de euros pero que posiblemente sea una de las mejores acciones de mercado en nuestro país.

De hecho, es posible incluso hacer otro tipo de modalidades de publicidad por las que las televisiones siguen ingresando dinero a sus arcas, como dejar el logo al lado del cuentauvas, que supera también los 100.000 euros.

Más caro en Nochevieja que en Año Nuevo

Eso sí, si hay algo en lo que todas las televisiones de nuestro país coinciden es en el abaratamiento de los precios de los anuncios de Año Nuevo con respecto a Nochevieja. La diferencia por ejemplo entre el último del año y el primero del siguiente puede ser de hasta casi un 50 por ciento, en favor del último, que parece ser el de más tirón y más reconocimiento. Quizás sea esto porque para cuando llegan los primeros spots del año nosotros estamos ya más preocupados en besar a nuestros familiares y en felicitarles con nuestros mejores deseos que en estar pendientes de la televisión.