Diez razones por las que debes tener una pareja publicista

Diez razones por las que debes tener una pareja publicista

Hace poco mi abuela se mudó a unos apartamentos tutelados para mayores en Madrid, Sanvital, donde se siente muy a gusto porque tiene la intimidad y calidez de un hogar pero con una atención personalizada, algo que nosotros no le podíamos dar en casa porque todos estamos trabajando la mayor parte del día. Pues bien, este fin de semana estuve visitándola y me hizo sus recomendaciones de siempre, que me pusiese a dieta para lucirme en la playa y que disfrutase mucho, que la vida son dos días, y, sobre todo, que me echase novio.

Y al final las abuelas siempre tienen razón. O, por lo menos, la mía, como se suele decir. Ella siempre me cuenta que la vida se pasa muy rápido, que aunque queramos ser exitosos en el trabajo debemos pensar en otro tipo de prioridades, que cuando seamos mayores no recordaremos aquel día de estrés o de una felicitación laboral, sino cuando nos cogieron la mano o nos dieron un beso o vimos una sonrisa de un hijo.

Así fue cómo empecé a pensar en cómo echarme novio. Y el caso es que yo apenas pongo un pie fuera de mi trabajo, en una agencia de publicidad donde me encargo yo sola de la administración, así que mi pareja tendría que salir de allí sí o sí, tendría que ser un publicista. Y me puse a pensar en las razones por las que me convenía ser novia de uno de ellos:

  1. La primera es una de las más interesadas, pero todos los publicistas consiguen siempre muestras gratis de los productos sobre los que han de hacer promoción o los servicios para los que tienen que crear la campaña, así que ya me veía en casa con montones de botes de champú, cremas, colonias, etc.
  2. Los publicistas son también personas muy vivas, con mucha creatividad, por lo que tenía asegurado pasármelo bien siempre y oír frases y comentarios originales y rápidos. Una virtud que no tiene todo el mundo.
  3. Normalmente se conocen los mejores lugares de la ciudad para pasarlo bien. Y es que la carrera de Publicidad y Relaciones Públicas no se encuentra precisamente al nivel de Ingeniería Aeronáutica en cuanto a dificultad, así que durante sus estudios disfrutaron como nadie y se saben siempre la lista de los lugares de moda que frecuentar.
  4. Su imagen es muy importante en su trabajo. Les define mucho, ya que a veces con solo un vistazo podemos saber si alguien está a la última o entiende de moda y de lo que se lleva en ese momento, es por esto que tendría garantizado un chico que vistiese bien y se cuidase.
  5. Por su trabajo, los publicistas suelen conocer a un montón de gente y asistir a fiestas estupendas para hacer más contactos con los que ganarse cuentas para su agencia. ¿Sabéis esos zapatos tan maravillosos que alguna vez comprasteis por si se daba la ocasión de ponerlos en un lugar chic? Pues con un publicista siempre habrá esa opción.
  6. Los chicos que se dedican a la publicidad, además, por norma general suelen ser intensos, apasionados y, como os decíamos antes, originales, lo que os garantiza pasar cada año un San Valentín inigualable.
  7. Como han de conseguir atraer al público con su trabajo, y también a nuevos clientes, cuentan con un increíble poder de persuasión que te hace enloquecer por ellos al momento de oírles dar un par de palabras.
  8. Son, por la misma razón que hemos dado de que necesitan relacionarse, unas personas muy sociables. No tendrás problema a la hora de presentarle a tu novio ni a tus amigas ni a tu familia.
  9. Espontáneos e improvisadores. Su trabajo les obliga a estar siempre buscando soluciones a lo que les plantean los clientes, a improvisar ante cualquier pega que surja, y también combinan diferentes proyectos de varias cuentas, por lo que su día a día es siempre diferente y se adaptan fácilmente a cualquier plan.
  10. Suelen tener plazos de entrega ajustados y mucho trabajo encima, por lo que tienen una gran capacidad para soportar el estrés y mantener siempre la calma, algo que se agradece mucho en una pareja.