Cómo conseguir que tu libro se venda más

Los libros son uno de esos artículos que necesitan también de un cierto reconocimiento o acción de publicidad para poder venderse mejor, especialmente en medio de esas librerías que están repletas de cientos y cientos de volúmenes y donde los lectores no se paran a inspeccionarlos todos. El saber hacer de una buena editorial, como puede ser Ediciones Aljibe, especializada en libros de educación, hace que los volúmenes sean más reconocidos o tengan un cierto apoyo, pero en la actualidad este ya no es el caso de todos los autores.

Cualquiera que haya querido publicar alguna vez, se habrá dado con un canto en los dientes al enterarse del poco dinero que se llevan los autores. Por ejemplo, pocos son aquellos que pueden alcanzar o superar un poco el 15 por ciento. Quizás, todo un premio Nobel como Vargas Llosa. Pero lo cierto es que en la mayoría de los casos lo que se lleva el autor no llega ni al 8 por ciento y encima muchas veces no se lleva nada y ha de editarse su propio libros. Las editoriales están dejando de apostar por los noveles y crece más que nunca la autoedición, ya que muchos de ellos se cansan de llamar a la puerta de estas empresas y deciden que es la hora de emprender el proyecto de publicar por su cuenta.

Pues bien, tanto para aquellos que decidan autoeditarse como para los que se decanten por seguir llamando a las puertas de la editorial o ya tengan un cierto prestigio, vamos a exponer aquí unos consejos muy prácticos para vender más ejemplares, ya que los tiempos están cambiando notablemente y este sector, el editorial, no es ajeno a ello.

Consejos

Una de las claves para vender bien un libro es saber dónde colocarlo. Por ejemplo, hay tiendas a las que simplemente vamos a buscar novedades editoriales, otras librerías que, por su parte, están especializadas en temas como deporte o medicina. Pues bien, nosotros debemos saber qué tipo de público es el objetivo para nuestro trabajo, e intentar tener presencia en ese tipo de librerías. Por ejemplo, en Madrid, tenemos un establecimiento muy céntrico donde se venden libros relacionados con la aventura, la escalada, el montañismo, etc. Se trata de un lugar ideal para insistir y que pongan visible nuestro libro si tiene una temática relacionada. La gente que acude a esta librería lo hace porque son temas de los que desea saber más, así que es posible que vendamos más ejemplares en este lugar, aunque entren pocas personas, que en un gran centro comercial.

Otra de las cosas importantes a tener en cuenta a la hora de querer y poder vender más es la cubierta del libro. No solamente debemos hacerla llamativa y que capte la atención del lector, sino que la sinopsis que incorporamos en la parte de detrás debe ser lo suficientemente interesante como para que el lector que se ha parado a leerla tenga ganas de llevarse el libro a casa. Por ejemplo, pensando en la cubierta del libro, se me viene a la mente el texto ‘Fariña’. Se trata de un libro que describe el narcotráfico en Galicia y que está ahora muy de moda porque una cadena de televisión de España va a producir una serie con este contenido. Pues bien, este libro llama poderosamente la atención del lector porque su cubierta curiosamente imita, y da muy bien el pego, un fardo de droga.

Asimismo, algo muy importante a tener en cuenta en la actualidad son las redes sociales. Si al pensar en publicidad se nos vienen a la cabeza los tradicionales anuncios de televisión, prensa o radio, ahora también debemos incorporar aquellos espacios promocionados en las redes sociales, donde podemos pagar para dar visibilidad a nuestro libro. Pero todavía mejor sería conseguir que este texto se vendiese gracias a las recomendaciones o el boca a boca entre los lectores. Autores como Federico Moccia, el italiano que triunfa con sus novelas de amor, empezaron con su libro fotocopiado entre estudiantes universitarios que se lo pasaban o se hacían copias para recomendarlos unos a otros. Pues bien, las redes son un estupendo espacio para hacer este tipo de promoción y debemos tenerlas muy en cuenta.